Pasos a seguir para no cometer errores en la construcción de una vivienda

Pasos a seguir para no cometer errores en la construcción de una vivienda

Comenzar a construir una vivienda no es tarea fácil, lleva muchos pasos detrás como planificación, diseño, etc. Por ello, en este artículo vamos a contaros cuáles son los principales errores en la construcción de una vivienda.

¿Cuáles son los pasos a seguir para evitar errores en la construcción de una vivienda?

Hay veces que podemos agravar aún más las situaciones según como las llevemos a cabo. Por lo tanto, debemos de preguntarnos: ¿es necesario elaborar una estrategia? ¿Debemos de contar con un plan antes de comenzar con la construcción?

La respuesta es sí y esta es la diferencia que distingue a los grandes profesionales.

A continuación vamos a ver los pasos más comunes que se llevan a cabo para no cometer ningún error en la construcción de la vivienda.

  1.  Planificación

Lo primero que debemos de hacer es planificar, pero, ¿qué queremos decir con planificar? Se trata de elaborar un plan de actividades junto con una estrategia basada en los conocimientos de dicho sector. Un plan que contenga situaciones para poder tanto anticiparnos como poder hacer un seguimiento óptimo y optimizado.

La planificación es uno de los pasos más importantes que va a ir con nosotros de principio a fin.

  1. Estrategia

Todos los pasos están relacionados y cohesionados. Por lo tanto, es hora de afinar aún más esa estrategia y comenzar a tomar decisiones en base a un análisis y reflexión previa. Para tomar decisiones debemos de hacer hincapié en el siguiente paso.

  1. Ideas

Cada paso aunque parezca de lo más básico, también es de lo más fundamental. Ser consciente y tener claro qué vamos a hacer, cuál es la localización, con qué materiales y soportes contamos para ello. Una vez que conozcamos y tengamos claro todo, sabremos cuál es el mejor soporte, herramientas y recursos con los que contamos.

  1. Metas

Ahora se trata de establecer las metas, de establecer el plazo de construcción, lo que se va a invertir y lo que vamos a ganar, así como el propio contacto y posterior fidelización con nuestro cliente.

No todo vale, no vale solamente con realizar un esquema que represente la obra, no. Tenemos que llevar un plan de acción, saber gestionarlo y llevarlo a cabo.

  1.  Análisis de escenarios

Otro de los errores en la construcción de una vivienda, edificio, etc., muy común es no realizar un análisis de los diferentes escenarios posibles que se puedan plantear.

En cualquier tipo de obra, debemos de mostrar nuestro talento y dejar satisfecho al cliente. Por ello, y relacionado con los pasos anteriores, debemos de hacer un análisis de escenarios.

Está claro que muchos son los factores que hacen que se pueda retrasar una obra, pero debemos de intentar tener un plan B, C e incluso D para poder afrontar cualquier tipo de situación. Ahí es donde demostraremos nuestra profesionalidad y creatividad.

  1. Secretos del oficio y conocimiento de la obra

Cada uno conocemos nuestro oficio y sabemos que no todo se hace ni es igual. Por ejemplo, no todos los tipos de fachadas son ni se construyen de la misma manera.

Del mismo modo, si no tenemos estos conocimientos, si no sabemos cuáles son las características y singularidades de todo lo que debemos de llevar a cabo, la toma de decisiones se hace aún más difícil.

  1. Sectorizar

Como el propio dicho dice, “no se puede empezar la casa por el tejado”. Hay que saber priorizar y dividir la obra en sectores, qué es lo primero, quién se encarga, etc.

Parecen pasos muy sencillos, pero los principales errores en la construcción surgen por no llevarlos a cabo.

  1. Solapar sectores

La ejecución de la obra debemos de llevarla a la vez, es decir, debemos de solapar a través de un buen seguimiento. Para ello, es imprescindible realizar el paso anterior de manera adecuada, conocer bien los secretos de los que hablábamos antes e ir siempre por delante.

  1. Flexibilidad

A la hora de realizar una obra no debemos de ser rígidos. La flexibilidad en la toma de decisiones, resolución de conflictos o acciones a llevar a cabo, nos va a ayudar a detectar, reconocer y realizar cambios de la manera más rápida posible.

  1. Tener en cuenta la época del año

Para planificar una obra se debe de tener en cuenta la climatología, ya que cimentar en invierno o época lluviosa no es lo más adecuado.

Es cierto que nos puede pasar también en primavera o incluso verano, lo cual no lo podremos evitar y por ello llevaremos a cabo uno de los planes B o C que teníamos elaborado, pero debemos prevenir.

Por tanto hemos visto cuáles son los 10 pasos que hay que seguir para no cometer errores en la construcción de una vivienda y poder llevar el trabajo de la manera más óptima tanto como para nosotros como para nuestro cliente.

¿Quieres construir una vivienda? ¿Quieres reformarla?

 

 

¿Qué es el revestimiento SATE? Tipos y beneficios

¿Qué es el revestimiento SATE? Tipos y beneficios

Una de las preocupaciones más comunes es la entrada del frío al hogar en épocas de Invierno. Por suerte, a día de hoy existen soluciones para paliar con esta problemática. Estamos hablando del revestimiento SATE (Sistema de Aislamiento Térmico Exterior).

¿Qué es el revestimiento SATE?

Se basa en un revestimiento para fachadas que aísla la vivienda tanto térmica como acústicamente a través del exterior de la fachada. Este sistema supone una gran ventaja en ahorro energético, medioambiental y también en términos de estética y confort. Es uno de los grandes en cuanto a rehabilitación de fachadas.

Su historia se remonta 40 años atrás en el centro de Europa. A día de hoy ya está totalmente implementado en todo el mundo. Es aplicado tanto en obra como en rehabilitación.

¿Cuáles son sus fases de instalación?

La aplicación del sistema SATE a un edificio requiere de muchos aspectos y elementos a tener en cuenta. Por otro lado, en base a las características de cada edificio o los materiales a emplear, su instalación puede variar.

A continuación vamos a ver las distintas fases de instalación de manera breve.

  1. Preparar el edificio. Antes de comenzar, tanto en obra como rehabilitación, se debe de hacer un análisis previo del edificio (estabilidad, cohesión, resistencia,…) para contar con un soporte adecuado. El soporte puede ser de diferentes tipos como ladrillo cerámico, hormigón, paredes de mortero o arcilla expandida entre otros. Por ello, en base al soporte y la superficie, se elegirá el material aislante más adecuado.
  2. Perfiles de arranque. Antes de colocar las placas de aislamiento, se instalan los perfiles de arranque de manera horizontal en el límite inferior de la zona que se vaya a revestir. Antes de ello, se debe de respetar un zócalo, el cual evita la transmisión de humedad por capilaridad.
  3. Placas aislantes. En base a los materiales comentados anteriormente se pueden utilizar diversas técnicas. Posteriormente, se colocan las placas aislantes sobre el perfil de arranque.
  4. Aplicación del mortero, que reviste las placas aislantes en dos capas, con una posterior imprimación. Por último, se aplica un revoco de acabado o un aplacado fijo al muro.

¿Cuáles son los tipos del revestimiento SATE?

Como hemos comentado en el punto anterior, en base al análisis previo del edificio, se decidirá qué tipo de revestimiento SATE es el más adecuado. Los diferentes tipos de revestimientos son:

  • Poliestireno expandido. Es uno de los materiales más utilizados para las obras de reforma. Cuenta con una amplia gama de cualidades, prestaciones y formatos, que permite de una manera rápida y económica evitar las perdidas y ganancias de la calor de un edificio.
  • Poliestireno extruido. Gracias a su alto poder de aislante energético, proporciona un espléndido nivel de confort.
  • Lana mineral. Principalmente utilizado como protección pasiva contra el fuego y como aislante térmico.
  • Corcho expandido. Su baja conductividad lo convierten en un buen aislante tanto térmico como acústico. Por otro lado, es uno de los mejores protectores de la formación de condensaciones o manchas de humedad.
  • Tableros de fibra de madera. Material ecológico y económico, que da lugar a un agradable clima interior.

¿Cuáles son los beneficios del Sistema SATE?

En un anterior artículo observamos cuáles eran las ventajas de aislar térmicamente las fachadas. En este caso, vamos a detenernos en ver cuáles son los beneficios del revestimiento SATE.

  • Doble ahorro y uso eficiente de la energía.
  • Ayuda a mantener una temperatura estable en su interior.
  • Aumento de la superficie útil.
  • Mejora de la estética, ya que cuenta con una amplia gama de colores, acabados y texturas.
  • Alta eficiencia aislante y acústica.
  • Conlleva una revalorización del inmueble.
  • De alta resistencia al fuego e insectos.
  • Reduce el riesgo de condensación, siendo además impermeable al agua y permeable al vapor.
  • No dispersan sustancias que contaminen, por lo que es respetuoso con el medio ambiente.

Tras conocer todas las ventajas y beneficios que conlleva, ¿a qué esperas para tener tu revestimiento SATE en Madrid?