¿Qué es la construcción sostenible?

por | Ene 10, 2020 | Sin categoría | 0 Comentarios

Seguramente nos suene de oídas el término de construcción sostenible pero que, en realidad, nunca nos hayamos parado a ver qué es o incluso que importancia puede tener.

Por ello, en el post de hoy vamos a tratar estos aspectos para poder sacaros de dudas.

¿Qué es la construcción sostenible?

La construcción biosostenible como su propia palabra indica, tiene un objetivo claro, el respeto por el medio ambiente. Es decir, engloba un proceso completo cuyo objeto se basa en productos edificatorios y urbanos eficientes. Todo ello, mediante un buen uso del agua, la energía y materiales no perjudiciales para el medio ambiente, reduciendo el impacto medioambiental.

Con urbanos eficientes o sostenibles nos referimos a todo el entorno urbano, el cual se busca que no atente contra el medioambiente y sea un mejor lugar en el que vivir.

Está claro que conseguirlo no es una tarea fácil debido a los anteriores hábitos. Para ello, se requiere un cambio de mentalidad que comience con el propio reciclaje y el re uso de materiales.

¿Cuáles son los criterios de la sostenibilidad?

Los criterios de sostenibilidad buscan la utilización de forma racional de los recursos naturales que se encuentran disponibles para la producción. Para ello, se deben de cambiar ciertos valorares para recuperar el concepto de ciudad próspera reduciendo el impacto medioambiental.

Los principios en los que se basa son:

  • Conservación de recursos.
  • Las tres “R”, reciclar, recuperar y re usar.
  • Gestión del ciclo de vida de las materias primas.
  • Uso racional de la energía y el agua.
  • Incremento de la calidad y salud de vida para el usuario.
  • Protección general mediambiental del entorno en el que se asienta.

En cuanto a los criterios basados en la construcción, se dice que los materiales deben de ser:

  • Con una durabilidad adecuada.
  • De fácil mantenimiento.
  • Compatibles con un sistema productivo eficiente.
  • De bajo consumo eléctrico en su funcionamiento y energético.
  • No contaminantes.
  • Procedente del entorno donde va a utilizarse.
  • Con un porcentaje de material reciclado, que sea reciclable o bien re utilizable.

¿Cómo podemos reducir el impacto medioambiental con la construcción sostenible?

Para reducir el impacto medioambiental se debe de llevar una estrategia encaminada a ello. Por lo que se deberán de emplear soluciones que disminuyan el impacto que producen en el medio ambiente los materiales.

  • Sistemas de seguimiento y verificación del consumo energético en edificios.
  • Controladores digitales para la temperatura, humedad e iluminación.
  • Uso de luz natural.
  • Aislamiento y protección de fachadas.
  • Controles del nivel de CO2 para adecuar el nivel de ventilación al de la ocupación del edificio.
  • Uso de energías renovables como foltovoltáica o solar térmica.
  • Pinturas, imprimaciones, moquetas, adhesivos, aislantes y maderas que no contengan Compuestos Orgánicos Volátiles.
  • Productos en madera que pertenezcan de bosques certificados como explotaciones sostenibles.
  • Materiales renovables como el bambú, vinilo, chopo o corcho, los cuales son de rápido crecimiento. Que sean de origen local o regional y que puedan ser recuperados o renovados.
  • Recuperar y/o reciclar aquellos residuos generados tras la construcción.
  • Re usar los edificios existentes tras demoliciones o grandes reformas.

¿Qué claves debemos de tener en cuenta?

Existen una serie de claves para poder llegar a optimizar el uso de la energía natural tanto en la arquitectura como en el propio urbanismo y son:

  1. Tres de los factores clave para plantear una edificación sostenible son la igualdad, la economía y el medio ambiente.
  2. En el medio ambiente se debe pensar a través de tres escalas, las cuales son, el individuo, posteriormente el ciudadano y por último, como parte de un sistema que debe de cuidar su entorno.
  3. No por construir desde un inicio va a ser el edificio más ecológico. Antes de nada se recomienda que se planteen otras opciones como pueden ser restaurar, reorganizar o reubicar por ejemplo.
  4. Hay que tener muy en cuenta la fachada.
  5. También depende del ciudadano. El término de sostenibilidad es sinónimo de ciudad activa.
  6. Acumular más energía que la consumida.
  7. El valor final lo tienen los resultados y no las imágenes o los pensamientos.
  8. El término de temperatura perfecta no es igual para todos.

Todos estos principios vienen del libro “101 reglas básicas para edificios y ciudades sostenibles” de Huw Heywood.

Por tanto, podemos comprobar como si todos aportamos un poquito de nosotros, podemos hacer y conseguir un mundo mejor, ya que son nuestras propias acciones, las que están arruinándolo.

¿Quieres contar con un proyecto de construcción sostenible? No dudes de contactar con nosotros a través de nuestro formulario o llamándonos al 912 43 31 58.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *